Sugerencias

Haga click en cada título para ver las sugerencias.

Poner al bebé al pecho en la primera hora de vida

 

Poner al bebé al pecho en la primera hora de vida genera una impronta (huella).En las primeras 2 hs. de vida el bebé va a estar muy reactivo y despierto.

En este primer contacto es recomendable acostar al bebé sobre tu abdomen, piel con piel, panza con panza (podes cubrir la espalda con una toalla calentita). El recién nacido generalmente repta hacia el pezón, a menudo lame el pezón, es un tiempo para descubrir de donde vendrá su alimento.

Lactancia materna a libre demanda

 

La lactancia materna es a libre demanda. El pecho no tiene horario. El bebé necesita brazos, caricias, contacto piel con piel y toda la teta que pida. No hay que esperar a que llore, el llanto es una señal tardía de hambre. Tu bebé debería ser amamantado guiándote por sus señales (cuando esta dormido pero se mueve o se chupa las manitos o al estar despierto pero inquieto, hociquea o se lleva las manos a la boca).

Se sugiere ofrecer el pecho cada vez que quiera, todo el tiempo que quiera. Cuanto más tome y más succión haya, mas leche se producirá.
Permití que tu bebé mame del primer pecho todo lo que desee, cuando lo suelte, recién ahí ofrece el otro. De esta manera recibirá la leche del final de la toma que es más rica en grasas y es la que mas engorda.

Bajada de leche

 

Entre el segundo y cuarto día post parto se produce lo que se llama” bajada de leche”. La bajada de leche es la congestión de los pechos, las mamas se congestionan (las vas a sentir tensas, duras, calientes) esto ocurre principalmente por un proceso inflamatorio y porque comienza a producirse la leche madura (ver al pie calostro).

Esto es transitorio, el proceso inflamatorio (mamas tensas) dura entre dos y cinco días, después los pechos comienzan a estar mas blandos y es esperable que esto pase. Significa que la producción se adaptó a lo que necesita el bebé.
Lo importante mientras dura la congestión es que para prender al bebé la zona de la areola (la parte oscura que rodea al pezón) y el pezón deben estar blandas, sin congestión. Esto se logra poniendo seguido a mamar al bebé y sacándose leche de forma manual (sin sacaleche en este período) antes de prender al bebé.

IMPORTANTE: la mayoría de las dificultades de la lactancia están relacionadas con esta situación mal manejada.

Calostro: La leche de los primeros días se llama calostro, es muy poquita cantidad-es lo que el bebé necesita-y es muy rico en nutrientes, en anticuerpos y en componentes de defensa.

Dar el pecho no tiene que doler ni producir grietas

 

Existe el mito que la lactancia en los primeros días de vida genera grietas y dolor. Esto no es así, el dolor y las grietas nos indican que el bebé no se está prendiendo del lugar adecuado (generalmente se está prendiendo del pezón cuando esto ocurre y debería prenderse de la areola-la parte oscura que rodea al pezón).

Para poder extraer leche el bebé debe meter en su boca una buena porción de areola, para poder realizar el movimiento de succión en los colectores o senos lactíferos.

Para que esto ocurra se deben dar dos situaciones:
a-que el bebé esté bien posicionado (panza con panza, a la altura del pecho materno, el bebé no debe torcer el cuello)
b-que abra bien la boca (estimular el reflejo de búsqueda con el pezón, cuando el bebé abre bien la boca-como pronunciando una letra A- acercarlo al pecho. El bebé va al pecho, no el pecho al bebé)

No se recomienda el chupete en las primeras semanas de vida porque confunde el tipo de succión y enmascara momentos de hambre.

Pecho exclusivo hasta los seis meses

 

Esta es la recomendación de OMS, UNICEF y de la Sociedad Argentina de Pediatría Lactancia exclusiva hasta los 6 meses y continuar con lactancia más alimentación complementaria hasta los 2 años o más.

Lactancia exclusiva hasta los 6 meses significa que el bebé necesita en este período solo leche de su mamá, no necesita agua, ni jugos, ni ninguna otra leche para su óptimo desarrollo.

A partir de los 6 meses los requerimientos del bebé se modifican (principalmente a expensas de sus necesidades de hierro) y se complementa la lactancia con alimentos. Estos alimentos no reemplazan la teta, la complementan.
Hasta el año la teta sigue siendo el alimento principal, las comidas se agregan pero no reemplazan ninguna mamada.

A partir del año el bebé puede comer de todo. Es bueno seguir ofreciendo el pecho. La leche materna es un excelente alimento (en el segundo año de vida aporta el 40% de los nutrientes), lo protege de infecciones y es una forma muy profunda de vincularte con tu bebé (la teta no es solo alimento, es caricia, es consuelo, es amor).

Vuelta al trabajo

 

Las mamás que deciden volver a trabajar pueden seguir amamantando. Es recomendable darle solo teta cuando están con su bebé y es bueno extraerse leche en el trabajo (de forma manual o con sacaleche)-más o menos cada 3 hs.-para mantener el estímulo.

Si se dan las condiciones (lugar limpio, heladera) esa leche puede administrarse al bebé en ausencia de la mamá. La leche humana dura 2 ds en la heladera y 3 meses en el freezer (se debe rotular). Para almacenarla se puede utilizar cualquier recipiente limpio. Si es un frasco de urocultivo, que sea esterilizado al vapor.

Para calentar o descongelar poner el frasco en un bol con agua caliente de la canilla. No recomiendo los sacaleches con perita (pueden lastimar por estímulo excesivo y no se pueden higienizar bien) Hay sacaleches manuales y eléctricos de distintas marcas.

Podes comenzar a extraerte leche 1 o 2 semanas antes del comienzo del trabajo (para tener un stock). Podes extraerte después de dar el pecho(al principio obtendrás cantidades muy pequeñas que aumentaran al recibir mas estímulo) o en algún momento del día donde notes más producción (generalmente es a la mañana).

Para ampliar esta información existe el taller de vuelta al trabajo.